Patagon Acoustics brinda servicios de consultoría acústica y control de ruidos.

Nos especializamos en el diseño de iglesias y templos de adoración religiosa, estudios de grabación y televisión, salas de concierto, oficinas y espacios para la enseñanza. Diseñamos sistemas de audio/video y soluciones para el control de ruidos y vibraciones tanto en edificaciones como en ambientes exteriores.

Desde el mismo instante de la concepción, los eventos sonoros nos rodean en nuestras vidas cotidianas. Ya sea en la escucha de los matices y detalles de una sinfonía de Mahler en una sala de concierto bien diseñada, como en la percepción de los sonidos de nuestro entorno que nos dan una sensación de pertenencia, el sonido es un transmisor de emociones, placer e información. Los espacios donde el sonido es creado y comunicado deben realzar la calidad de la transmisión de la información útil para el oyente, filtrando simultáneamente los sonidos indeseados, maximizando de esta manera la gratificación sonora. La ingeniería de precisión y un sólido conocimiento de los fenómenos acústicos forman el núcleo necesario para lograr este delicado balance. La interpretación de la visión y expectativas del cliente son las bases que usamos para especificar el alcance del proyecto, logrando conectar de una manera realista el presupuesto y las aspiraciones del cliente. El expertise de Patagon Acoustics está basado en años de experiencia académica e investigativa en las instituciones más prestigiosas de esta disciplina. Sin embargo, no concebimos el diseño acústico como un proceso meramente escolástico. La búsqueda de la belleza, el balance y la armonía están siempre en el centro de todo lo que hacemos.

La búsqueda de la belleza, el balance y la armonía están siempre en el centro de todo lo que hacemos.

Fernando del Solar Dorrego

Director de Patagon Acoustics

Fernando inició su relación con la música y el sonido a una temprana edad. Habiendo nacido en una familia con tradición musical, comenzó a tomar lecciones de piano en el conservatorio de su tía a los 8 años. Durante su adolescencia se interesó en el funcionamiento de los sintetizadores y el diseño sonoro, y exploró la música de Stravinsky y Pierre Boulez. Durante la escuela secundaria demostró habilidad para la matemática y comenzó a desarrollar una pasión por la física. Estas inclinaciones lo llevaron a inscribirse en la carrera de Ingeniería Mecánica del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), una de las mejores universidades de ingeniería de la Argentina. Una vez graduado de ingeniero, fue aceptado como estudiante en el Graduate Program in Acoustics de Penn State (EE. UU.), donde recibió el título de Master of Engineering in Acoustics en 2007, siendo el primero de su camada en graduarse con una tesis sobre la localización de sonidos en espacios confinados por paredes. De regreso en Argentina, formó parte del Departamento de Ingeniería Electrónica del ITBA, enseñando electrónica y liderando la floreciente división de acústica en dicha institución, durante el período comprendido entre 2007 y 2016. En 2017, comenzó sus estudios de Doctorado (Ph.D.), nuevamente en Penn State, bajo la dirección de la Dra. Michelle Vigeant, investigadora principal del Sound Perception & Room Acoustics Laboratory (SPRAL). Su investigación se focaliza en encontrar Just Noticeable Differences (JNDs) y valores óptimos para parámetros de acústica de salas de concierto, basados en preferencia subjetiva.

Fernando está a cargo de la cátedra de acústica del ITBA.

Una experiencia irrepetible

Durante el otoño e invierno boreal de 2018, Fernando del Solar Dorrego, director de Patagon Acoustics, participó de viajes de mediciones acústicas de salas de concierto junto a otros miembros del Sound Perception & Room Acoustics Laboratory (SPRAL) de Penn State. Usando una novedosa técnica de medición, que permite capturar el campo sonoro espacial presente en una butaca de una sala de concierto, el grupo realizó mediciones en algunas de las salas más prestigiosas de Estados Unidos y Europa. Entre las más destacadas se encuentran el Boston Symphony Hall, el Concertgebouw de Amsterdam y la Berlin Philharmonie.

Alcanzando la verdad sonora a través de la ciencia, el arte y la ingeniería.

Volver arriba